Menú Cerrar

Historia del Trail «IES Fuente de la Peña»

En las primeras actividades con el alumnado, además de tratar aspectos empresariales, sobre emprendimiento, creación de cooperativas, cargos en la empresa…, se decidió dedicar esta actividad al desarrollo de una marcha solidaria, dando lugar a la I Marcha Solidaria del IES Fuente de la Peña, para terminar en el centro con una jornada de convivencia. La idea era buena, la tarea ardua y ambiciosa, pero a la vez motivadora y dinámica.

Fue el momento de pedir permisos al Ayuntamiento de Jaén, Policía Local y Protección Civil, buscar colaboración de patrocinadores y voluntarios/as, organizar una barra de bar, gestionar las inscripciones, elaboración de carteles, dorsales… En definitiva, una serie de innumerables tareas que fueron saliendo con mayor o menor esfuerzo. En estas actuaciones el alumnado que participaba en el proyecto fue ejemplar, trabajaron sin mayor motivación de lo que supone el interés personal y de grupo por sacar esta idea adelante, no tenían incentivo académico alguno. Si no es por su actitud, el proyecto no hubiera salido. 

Había muchísimas barreras ante las que yo pensaba en abandonar, tareas burocráticas, permisos, seguros, entrevistas…, pero ver la actitud de este alumnado me lo impedía…. ¿Ilde cuándo vamos al Ayuntamiento?, ¿Ilde cuándo nos entrevistamos con el patrocinador tal?, ¿Ilde…?, ¿Ilde…?, ¿Ilde…?, ¿Ilde…?  No os miento, su actitud era inmejorable, no se les podía pedir más, ni siquiera hacía falta pedirle nada, ellos y ellas lo demandaban. ¿Abandonar así?, imposible…

Con sus más y sus menos, el evento salió, y a mi juicio, fue un éxito teniendo en cuenta la inexperiencia del grupo y, por supuesto la mía, en este tipo de iniciativas. Se celebró la marcha con un número significativo de participantes y al término se desarrolló una jornada de convivencia en las instalaciones del centro compartiendo con participantes, compañeros/as, alumnado, voluntarios,…un momento y un espacio muy agradable para charlar tomando algo en un entorno inmejorable como el que goza el IES Fuente de la Peña. El proyecto incluso fue elegido como ejemplo de buenas prácticas dentro del Programa de Miniempresas Educativas para ese curso.

 

Llegó el curso siguiente, el 2017/2018… Ahí estaba en septiembre Esther Cabrera, en esos momentos Secretaría del Instituto, que nada más verme llegar me dijo, “¿Cuándo empezamos con la organización de la marcha?”…. A lo que incauto yo respondí, “cuando quieras”.

No sé en qué momento de lucidez tomamos la decisión de organizar para ese curso un evento con un carácter deportivo pero sin perder el tinte solidario y de convivencia de la marcha del pasado curso. En esos momentos yo era aficionado al trail (era porque la rodilla me dijo basta) y me dije… “¿por qué no un trail?”… madre mía… Estas son las ideas que hasta que no las ves materializadas no paras de arrepentirte, pero una vez más, el alumnado participante cogió el timón y dio empujones una y otra vez. 

Ahora los trámites aumentaban al ser un evento deportivo y al adentrarnos en el monte, pero con esfuerzo salió y de este modo para el curso 2017/2018 tuvo lugar el I Trail Solidario del IES Fuente de la Peña. 

Yo, entonces orientador en el centro, cambié de destino, pero el hecho de continuar esta iniciativa me llena de ilusión, aunque ya no preste servicio allí. Pienso que es una actividad con mucho recorrido en vista a la afición de Jaén por el Trail y a las posibilidades de esta ciudad al tener el monte a un paso, es un privilegio que tenemos y hemos de aprovecharlo, más con este tipo de acciones solidarias, ideas creativas y sobre todo, gente excepcional.

Nos vemos en el Trail.  

Ilde Ortega, Ex-orientador del IES Fuente de la Peña.

En realidad, el Trail no comenzó como tal en su primera edición, allá por el curso escolar 2016/2017, sino como una marcha solidaria por las inmediaciones del IES con la intención de visibilizar y recaudar fondos para una Asociación. Todo esto se planteó dentro del programa de Mini empresas Educativas (en la actualidad INNICIA) , de modo que el alumnado, en este caso era de 4º de ESO, creaba y ponía en funcionamiento una empresa que se dedicaría a la puesta en marcha, gestión y desarrollo de actividades con carácter deportivo y social.

En las primeras actividades con el alumnado, además de tratar aspectos empresariales, sobre emprendimiento, creación de cooperativas, cargos en la empresa…, se decidió dedicar esta actividad al desarrollo de una marcha solidaria, dando lugar a la I Marcha Solidaria del IES Fuente de la Peña, para terminar en el centro con una jornada de convivencia. La idea era buena, la tarea ardua y ambiciosa, pero a la vez motivadora y dinámica.

Fue el momento de pedir permisos al Ayuntamiento de Jaén, Policía Local y Protección Civil, buscar colaboración de patrocinadores y voluntarios/as, organizar una barra de bar, gestionar las inscripciones, elaboración de carteles, dorsales… En definitiva, una serie de innumerables tareas que fueron saliendo con mayor o menor esfuerzo. En estas actuaciones el alumnado que participaba en el proyecto fue ejemplar, trabajaron sin mayor motivación de lo que supone el interés personal y de grupo por sacar esta idea adelante, no tenían incentivo académico alguno. Si no es por su actitud, el proyecto no hubiera salido. 

Había muchísimas barreras ante las que yo pensaba en abandonar, tareas burocráticas, permisos, seguros, entrevistas…, pero ver la actitud de este alumnado me lo impedía…. ¿Ilde cuándo vamos al Ayuntamiento?, ¿Ilde cuándo nos entrevistamos con el patrocinador tal?, ¿Ilde…?, ¿Ilde…?, ¿Ilde…?, ¿Ilde…?  No os miento, su actitud era inmejorable, no se les podía pedir más, ni siquiera hacía falta pedirle nada, ellos y ellas lo demandaban. ¿Abandonar así?, imposible…

Con sus más y sus menos, el evento salió, y a mi juicio, fue un éxito teniendo en cuenta la inexperiencia del grupo y, por supuesto la mía, en este tipo de iniciativas. Se celebró la marcha con un número significativo de participantes y al término se desarrolló una jornada de convivencia en las instalaciones del centro compartiendo con participantes, compañeros/as, alumnado, voluntarios,…un momento y un espacio muy agradable para charlar tomando algo en un entorno inmejorable como el que goza el IES Fuente de la Peña. El proyecto incluso fue elegido como ejemplo de buenas prácticas dentro del Programa de Miniempresas Educativas para ese curso.

 

Llegó el curso siguiente, el 2017/2018… Ahí estaba en septiembre Esther Cabrera, en esos momentos Secretaría del Instituto, que nada más verme llegar me dijo, “¿Cuándo empezamos con la organización de la marcha?”…. A lo que incauto yo respondí, “cuando quieras”.

No sé en qué momento de lucidez tomamos la decisión de organizar para ese curso un evento con un carácter deportivo pero sin perder el tinte solidario y de convivencia de la marcha del pasado curso. En esos momentos yo era aficionado al trail (era porque la rodilla me dijo basta) y me dije… “¿por qué no un trail?”… madre mía… Estas son las ideas que hasta que no las ves materializadas no paras de arrepentirte, pero una vez más, el alumnado participante cogió el timón y dio empujones una y otra vez. 

Ahora los trámites aumentaban al ser un evento deportivo y al adentrarnos en el monte, pero con esfuerzo salió y de este modo para el curso 2017/2018 tuvo lugar el I Trail Solidario del IES Fuente de la Peña. 

Yo, entonces orientador en el centro, cambié de destino, pero el hecho de continuar esta iniciativa me llena de ilusión, aunque ya no preste servicio allí. Pienso que es una actividad con mucho recorrido en vista a la afición de Jaén por el Trail y a las posibilidades de esta ciudad al tener el monte a un paso, es un privilegio que tenemos y hemos de aprovecharlo, más con este tipo de acciones solidarias, ideas creativas y sobre todo, gente excepcional.

Nos vemos en el Trail.  

Ilde Ortega, Ex-orientador del IES Fuente de la Peña.

 

En realidad, el Trail no comenzó como tal en su primera edición, allá por el curso escolar 2016/2017, sino como una marcha solidaria por las inmediaciones del IES con la intención de visibilizar y recaudar fondos para una Asociación. Todo esto se planteó dentro del programa de Mini empresas Educativas (en la actualidad INNICIA) , de modo que el alumnado, en este caso era de 4º de ESO, creaba y ponía en funcionamiento una empresa que se dedicaría a la puesta en marcha, gestión y desarrollo de actividades con carácter deportivo y social.

En las primeras actividades con el alumnado, además de tratar aspectos empresariales, sobre emprendimiento, creación de cooperativas, cargos en la empresa…, se decidió dedicar esta actividad al desarrollo de una marcha solidaria, dando lugar a la I Marcha Solidaria del IES Fuente de la Peña, para terminar en el centro con una jornada de convivencia. La idea era buena, la tarea ardua y ambiciosa, pero a la vez motivadora y dinámica.

Fue el momento de pedir permisos al Ayuntamiento de Jaén, Policía Local y Protección Civil, buscar colaboración de patrocinadores y voluntarios/as, organizar una barra de bar, gestionar las inscripciones, elaboración de carteles, dorsales… En definitiva, una serie de innumerables tareas que fueron saliendo con mayor o menor esfuerzo. En estas actuaciones el alumnado que participaba en el proyecto fue ejemplar, trabajaron sin mayor motivación de lo que supone el interés personal y de grupo por sacar esta idea adelante, no tenían incentivo académico alguno. Si no es por su actitud, el proyecto no hubiera salido. 

Había muchísimas barreras ante las que yo pensaba en abandonar, tareas burocráticas, permisos, seguros, entrevistas…, pero ver la actitud de este alumnado me lo impedía…. ¿Ilde cuándo vamos al Ayuntamiento?, ¿Ilde cuándo nos entrevistamos con el patrocinador tal?, ¿Ilde…?, ¿Ilde…?, ¿Ilde…?, ¿Ilde…?  No os miento, su actitud era inmejorable, no se les podía pedir más, ni siquiera hacía falta pedirle nada, ellos y ellas lo demandaban. ¿Abandonar así?, imposible…

Con sus más y sus menos, el evento salió, y a mi juicio, fue un éxito teniendo en cuenta la inexperiencia del grupo y, por supuesto la mía, en este tipo de iniciativas. Se celebró la marcha con un número significativo de participantes y al término se desarrolló una jornada de convivencia en las instalaciones del centro compartiendo con participantes, compañeros/as, alumnado, voluntarios,…un momento y un espacio muy agradable para charlar tomando algo en un entorno inmejorable como el que goza el IES Fuente de la Peña. El proyecto incluso fue elegido como ejemplo de buenas prácticas dentro del Programa de Miniempresas Educativas para ese curso.

 

Llegó el curso siguiente, el 2017/2018… Ahí estaba en septiembre Esther Cabrera, en esos momentos Secretaría del Instituto, que nada más verme llegar me dijo, “¿Cuándo empezamos con la organización de la marcha?”…. A lo que incauto yo respondí, “cuando quieras”.

No sé en qué momento de lucidez tomamos la decisión de organizar para ese curso un evento con un carácter deportivo pero sin perder el tinte solidario y de convivencia de la marcha del pasado curso. En esos momentos yo era aficionado al trail (era porque la rodilla me dijo basta) y me dije… “¿por qué no un trail?”… madre mía… Estas son las ideas que hasta que no las ves materializadas no paras de arrepentirte, pero una vez más, el alumnado participante cogió el timón y dio empujones una y otra vez. 

Ahora los trámites aumentaban al ser un evento deportivo y al adentrarnos en el monte, pero con esfuerzo salió y de este modo para el curso 2017/2018 tuvo lugar el I Trail Solidario del IES Fuente de la Peña. 

Yo, entonces orientador en el centro, cambié de destino, pero el hecho de continuar esta iniciativa me llena de ilusión, aunque ya no preste servicio allí. Pienso que es una actividad con mucho recorrido en vista a la afición de Jaén por el Trail y a las posibilidades de esta ciudad al tener el monte a un paso, es un privilegio que tenemos y hemos de aprovecharlo, más con este tipo de acciones solidarias, ideas creativas y sobre todo, gente excepcional.

Nos vemos en el Trail.  

Ilde Ortega, Ex-orientador del IES Fuente de la Peña.